BLANQUEAMIENTO DENTAL: Resolviendo dudas

Además de tener una boca sana, para muchas personas es fundamental tener unos dientes blancos y brillantes. Por eso hoy en día el blanqueamiento dental es uno de los tratamientos más demandados en las consultas, ya que nos permite mejorar la tonalidad de los dientes, de una forma sencilla y segura.

Sin embargo, muchos pacientes tienen dudas acerca de la eficacia del tratamiento y del efecto que produce. Hoy vamos a interntar resolver las dudas más frecuentes que nos soleís plantear cuando acudis al dentista.

 


 

¿Existen alimentos que oscurecen los dientes?

Sí. Algunos de los alimentos que alteran el color del esmalte dentario son el té, el café, los refrescos, el vino tinto, la remolacha, el azafrán, etc. Para evitar problemas de tinción deben consumirse modearadamente.

 

¿El tabaco también modifica el color de los dientes?

Sí, sin duda. La nicotina y el alquitrán son agentes pigmentadores que amarillean los dientes. Para evitarlo, debe reducirse o eliminarse el consumo de tabaco y cepillarse y enjuaguarse los dientes con un colutorio específico tres veces al día.

 

¿Con la edad los dientes amarillean?

Generalmente, sí. Con el paso del tiempo los dientes pueden cambiar de color, debido a un desgaste del esmalte, que hace más visible la dentina, así como por la propia dentina, que cuando envejece adquiere un tono más anaranjado.

 

¿Todas las manchas se pueden eliminar?

Las manchas del interior del tejido dentario, debidas a enfermedades (anomalías hepáticas), exceso de ingesta de flúor y antibióticos como las tetraciclinas, durante la formación de los dientes, etc, son muy difíciles de eliminar y requieren de tratamientos muy específicos en clínica.

 

¿Por qué hay blanqueadores denominados abrasivos?

Existen materiales abrasivos que desgastan la superficie de los dientes y parecen más blancos, pero su uso está totalmente desaconsejado porque parte del esmalte se desgasta y se pierde, y el esmalte no se vuelve a regenerar.

Por ello, siempre es recomendable acudir a un centro cualificado y que sea el odontólogo quien prescriba el tipo y técnica de blanqueamiento a emplear. Los productos blanqueantes que se utilizan en las consultas dentales no dañan el esmalte, éste permanece intacto durante el proceso.

 

¿Cuál es la técnica de blanqueamiento más recomendada?

Cada tratamiento debe ser individualizado y personalizado según las características del paciente. Si bien como protocolo habitual se recomienda realizar un blanqueamiento dental combinado, con el que se conseguirán los resultados más óptimos y más duraderos en el tiempo. 

Lo primero de todo es realizar una limpieza dental en profundidad.  Posteriormente  se procede a realizar el blanqueamiento dental en consulta, que consiste  en la aplicación de un gel blanqueante llamado peróxido de hidrógeno. Este gel se activa gracias a la lámpara led de luz fría que penetra hasta la dentina.

Por último, entregamos al paciente un kit para seguir con el blanqueamiento dental en casa. Este incluye unas ferulas hechas a medida que se adaptan perfectamente a los dientes del paciente y unas jeringas de gel blanqueador llamado peróxido de carbamida. El paciente se lo aplicará unas horas determinadas al día durante al menos una semana.

 

¿Cuánto perdura el tratamiento?

El tratamiento perdura según cada caso de cada paciente y de sus hábitos. Es muy importante seguir las pautas de comportamiento que indicamos para favorecer su resistencia como por ejemplo, los primeros días es importante reducir o no consumir ciertos alimentos, bebidas y tabaco, o en su defecto, lavarse muy bien los dientes directamente tras su consumo

 

¿Qué tonalidad podré alcanzar?

El tono conseguido dependerá de los factores genéticos y de los hábitos del paciente. La tonalidad inicial viene determinada por el color de la dentina.  Por lo tanto, es difícil predecir los resultados. Aun así, siempre conseguiremos aclarar y mejorar el color en todo caso. 

 

¿El blanqueamiento dental produce hipersensibilidad?

Los tratamientos de blanqueamiento se han vuelto cada vez menos invasivos y generalmente no producen hipersensibilidad, después y durante el tratamiento, cuando se siguen estrictamente las pautas y se realizan dentro de un ámbito especializado, como es la consulta dental. En caso que se produjera esa hipersensibilidad, sería transitoria y desaparecería una vez finalizado el tratamiento.

En pacientes que son propopensos a la hipersensibilidad, en todo caso, se aplicaría previamente un tratamiento desensibilizante en clínica.

 

¿En qué casos no se recomienda el blanqueamiento dental?

Si se tienen caries o enfermedades de las encías estas deben ser tratadas antes de empezar un tratamiento blanqueador. Si nuestros dientes son muy sensibles a alimentos y bebidas frías o calientes, se recomienda primero solucionar este problema con productos específicos para la sensibilidad dental y después proceder al blanqueamiento.

No se aconseja en dentaduras, coronas dentales o fundas, ya que el producto blanqueante solo actúa sobre el esmalte dental. Es mejor sustituirlos por otros más claros. Las mujeres embarazadas deberían solamente realizar los tratamientos dentales necesarios, dejando el resto para después del embarazo.


 

Una sonrisa bonita, blanca y radiante es sin duda nuestra mejor carta de presentación. El blanqueamiento correctamente realizado es un procedimiento completamente seguro, inocuo y de resultados duraderos.

En la Clínica Dental Virginia Benavides apostamos siempre por el mejor y más novedoso blanqueamiento dental. ¡Pide cita y le informaremos de todo!