Ortodoncia interceptiva (infantil)

La ortodoncia interceptiva o funcional se coloca en niños de entre seis y once años de edad. Se encarga de tratar problemas de maloclusión dental cuando el niño aun está en fase de crecimiento, simplificando mucho el procedimiento y previniendo problemas en la edad adulta. Es decir, el objetivo es guiar el crecimiento y/o corregir el desarrollo de sus huesos (maxilar superior y mandíbula).

Por tanto, es importante diagnosticar y tratar a tiempo pues “la ortodoncia interceptiva evita maloclusiones muy severas que en la edad adulta solamente se solucionarían mediante cirugía”.