Periodoncia

¿Qué es la enfermedad periodontal?

La enfermedad periodontal afecta al 90% de la población y es la primera causa de pérdida de dientes en la población mundial. Se trata de una enfermedad infecciosa-inflamatoria que afecta a las encías y a las estructuras que soportan nuestros dientes. Son causadas por la acumulación de bacterias alrededor de los dientes.

Cuando solo afecta a las encías es lo que conocemos como Gingivitis, mientras que cuando afecta a las encías y el hueso de soporte de los dientes se denomina Periodontitis (comúnmente conocida como Piorrea).

 

¿Cuáles son las principales causas?

Para que la enfermedad periodontal se desarrolle debe haber una acumulación de bacterias alrededor de los dientes, las cuales son las responsables del proceso. Aun así, es importante saber que existe una importante susceptibilidad genética y otros factores de riesgo agravantes, como son el tabaco y la diabetes.

 

¿Cuáles son los signos y síntomas de la enfermedad periodontal?

Generalmente uno no es consciente de los problemas de las encías, pues suelen ser indoloras a excepción de casos muy específicos. De hecho debido a su alta prevalencia y a que suele pasar desapercibida se le conoce como la “epidemia invisible”.

Aun así existen síntomas comunes de la enfermedad periodontal, y que por tanto, deberán alértanos para acudir al especialista son:

        * Encías enrojecidas e inflamadas.
        * Encías sangrantes al cepillado o espontáneamente.
        * Mal sabor de boca o mal aliento (halitosis)
        * Movilidad de los dientes.
        * Hipersensibilidad de los dientes (dientes sensibles).
        * Retracción de las encías.
        * Abscesos o flemones en la encía.
        * Separación o espacios entre los dientes.

 

¿Cuál es el tratamiento?

El objetivo del tratamiento es eliminar la acumulación de bacterias alrededor de los dientes y en el interior de las encías (bolsas periodontales). Por ello, es necesario realizar un tratamiento de desinfección y desinflamación mecánico mediante instrumentos ultrasónicos y manuales, raspado y alisado radicular (también conocido como curetaje).

En el caso de periodontitis moderadas y/o avanzadas es necesario en ocasiones realizar pequeños procedimientos quirúrgicos para acceder al fondo de las bolsas. En algunos casos se utilizan técnicas para regenerar el hueso destruido por la enfermedad periodontal.

Como se trata de una enfermedad crónica, una vez estabilizada y controlada la enfermedad periodontal deberán realizarse visitas de mantenimiento y revisiones periódicas cada 3 – 6 meses para prevenir recaídas y la reaparición de la enfermedad.

 

¿Cuál es su pronóstico?

El pronostico a largo plazo suele ser en general excelente siempre que el paciente realice las técnicas de higiene oral de forma correcta (cepillado, higiene interdental, enjuagues bucales), acuda a las visitas de mantenimiento e intente controlar el hábito tabáquico.